Etiquetas

Lo intentaron colar de rondón en la Ley de Economía Sostenible, que ni es ley por ser despojo legal, ni es sostenible en una sociedad abierta. Les salió mal el asunto porque un grupo de internautas, alertados el martes de madrugada de la intención del gobierno de crear “Sección Segunda” (SS) y una Comisión de amiguetes que pueda decidir qué webs pueden seguir abiertas y cuáles no, se reunieron en Google Wave y lanzaron a la red un manifiesto “en defensa de las libertades fundamentales en internet” que fue inmediatamente recogido por miles de decenas de miles de blogs y 150.000 Webs. Todos contra la “ley de la patada en el router” que pretende cerrar páginas sin orden judicial. Facebook consiguió reunir en contra de la ley a más de 135.000 personas. En Twitter los hashtags #manifiesto primero y #manifestacion después fueron retwitteados a lo largo y ancho… del globo terráqueo. Bien pronto el escándalo traspasaba nuestras fronteras. Un grupo de bloggers, encabezado por Prevost de la red antizp, hizo entrega del manifiesto el miércoles a Esperanza Aguirre, que calificó de “barbaridad” el cerrar webs sin autorización judicial.

Sigue leyendo en Diario Siglo XXI

Anuncios