Será el próximo domingo, coincidiendo con la Gala de los Goya, que son esos premios en los cuales los antiamericanos y “comprometidísimos” actores españoles, permítaseme la generalización que ya se sabe que caben las excepciones, se ponen a emular cual Paco Martínez Soria en Nueva York, los premios Oscar de Hollywood. O sea, que son una copia de los premios yankee en versión hortera-cutre. Nada que ver con Cannes o Berlín. Les confieso que desde la politizada y sectaria gala del “No al PP” que montaron allá por 2004 no he vuelto a ver, ni veré, gobierne quien gobierne, dicha gala subvencionada con mi dinero. Lo que quiero es que no se les de un euro de mi dinero a toda esta tropa de millonarias plañideras. Como no quiero financiar a los sindicatos, ni a los partidos, ni a la TVE de las “irregularidades de infarto” según la auditoría realizada sobre la gestión del hombre de consenso del régimen, Luis Fernández que aún sigue abierta y gastando dinero a espuertas de los españolitos.

Sigue leyendo en Diario Siglo XXI

Anuncios