Etiquetas

Vía El Mundo:

El Tribunal Supremo exime de responsabilidad al dueño de un foro por las opiniones

La más alta instancia judicial española ha determinado que el dueño de un foro no es automáticamente responsable de las opiniones de terceros vertidas en él.

La sala civil del Tribunal Supremo anula una sentencia condenatoria contra el foro Quejasonline, propiedad de Ruboskizo, SL, que había sido demandada por un abogado de la Mutua Madrileña Automovilista por supuestos ataques al honor.

Para ello, el Alto Tribunal invoca el derecho de libertad de expresión expresado en el artículo 20 de la Constitución, y la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información, fruto de una trasposición de la Directiva 2000/31, y en la que se establece que los responsables de sitios web no serán responsables por la información almacenada siempre que no sean conscientes de que la actividad o información es ilícita.

Dicho de otra manera: los dueños de los foros no tienen por qué conocer todo lo que terceras personas publiquen, por lo que no son responsables de ello, salvo que sean avisados. En tal caso sí que son responsables de retirar dichos contenidos lo antes posible.

El caso se remonta a 2004. El 14 de junio de ese año, JMM, abogado en Valencia, vio cómo en el foro Quejasonline aparecía una nota en la que se utilizaba su nombre en falso y que decía textualmente: “Soy abogado de la Mutua Madrileña y estoy cansado de engañar a la gente, pues la Mutua me hace retrasar los expedientes con el fin de no pagar, tiene pinta de irse al garete”.

JMM avisó a los responsables del foro, quienes retiraron la nota pero se negaron a proporcionarle el nombre del autor de la nota, en cumplimiento de las normas sobre protección de datos. Así, el abogado de Valencia inició un procedimiento penal, que fue archivado, y otro civil.

El Juzgado de primera instancia condenó a los responsables de Quejasonline a indemnizar con más de 6.000 euros por “daños morales y patrimoniales” a JMM, una sentencia confirmada tras la apelación por la Audiencia de Valencia.

Ahora, el Supremo ha dado la razón a los demandados, y rectifica las anteriores sentencias.

Anuncios