Vía Diario Siglo XXI

 

Mustafa Fteja de Staten Island en Nueva York, ha presentado una demanda contra Facebook por 500.000 dólares después de que su cuenta haya sido suspendida misteriosamente.

El hombre, nacido en Montenegro considera que la motivación de Facebook para cerrarle la cuenta fue por racismo, basada en su herencia musulmana. Según The New York Post, Fteja dejó de poder acceder al sitio en septiembre y después de meses de intentar ponerse en contacto con la red social, ha decidido demandar.

“Usted llama, no contestan el teléfono. Usted escribe, no responden. Yo sé una cosa, yo no hice nada.”, afirma Fteja.

Anuncios