Los grupos y las trampas

“Tener grupo parlamentario hubiera supuesto para la banda no sólo una importante inyección económica en sus arcas, sino también disponer de un importantísimo altavoz mediático para seguir socavando los ya muy debilitados cimientos del Estado de Derecho español”

Finalmente sucedió lo que tenía que pasar. Amaiur, el partido de los voceros de ETA que ayer mismo se negaban hasta en cuatro ocasiones a condenar los asesinatos de la banda terrorista nacionalista vasca, no tendrá grupo parlamentario propio. Sigue leyendo «Los grupos y las trampas»