A Laura Gómiz no le dolieron prendas en arrojar contra el rostro de un subordinado honrado la verdad que resume a la perfección el funcionamiento del régimen clientelar andaluz: “si me comprometiera con la ética no estaría trabajando con esta organización”. Entiéndase por organización la Junta de Andalucía, patio de Monipodio del PSOE desde la Transición. (Sigue leyendo…)

Anuncios