Esta misma semana conocíamos que quien fuera presidente del gobierno español entre 2004 y 2011 ha decidido poner fin al contemplar de las nubes desde la hamaca. ZP ha puesto, invitado por las Cámaras de Comercio Venezolanas, rumbo a Maracaibo. A Venezuela, paraíso del chavismo, cutre remedo del feroz castrismo que lleva oprimiendo a la población cubana desde hace ya más de cincuenta años. Nada más despegar el avión que transportó a Rodríguez Zapatero, abandonado territorio patrio por el ex presidente, los cielos españoles se tornaron oscuros, llenándose de las nubes que andaban escondidas desde que el gafe anunciara su intención de observarlas. ¡Que se quede! ¡Que no vuelva!, corean en el campo español. (Sigue leyendo…)

Anuncios