¿Alianza de civilizaciones?

Una mujer, a la cual la policía religiosa pretende expulsar de un centro comercial por llevar las uñas pintadas, se enfrenta a ésta.  Sucede en Arabia Saudí. La mujer filma el atropello con su cámara. «No me voy, a ver qué te crees puedes hacer», argumenta. «No es asunto vuestro si llevo laca de uñas. Vuestra única función es aconsejar a la gente. No me podéis echar», prosigue.

El vídeo fue subido a Youtube y visto por más de 1,1 millón de personas. Muchos de los espectadores califican en los comentarios a la mujer de «puta», afirmaron que se «ha prostituido», que es una «sinvergüenza».

1.700 personas pulsaron el «me gusta» frente a 8000 que pulsaron el «no me gusta».

Así está la alianza de civilizaciones de los progres.

De la marea verde al chapapote de PISA.

Huelga en la enseñanza. En ventanas y paredes de institutos públicos, algo impensable en países del norte de Europa de esos que salen bien en los informes PISA y en donde la educación es algo serio, ondeaban la semana pasada sábanas llamando a estudiantes y profesores a la huelga. Resultó ser, como todo lo que últimamente vienen organizando los sindicatos, un perfecto fracaso. (Sigue leyendo…)

Viernes en el Congreso Mundial de las Familias.

“Estrenos de cine, conciertos y hasta un musical completan la oferta académico-cultural del Congreso organizado principalmente por los chicos de Ignacio Arsuaga, acaso el español que mejor haya sabido jamás organizar un movimiento cívico independiente, y por tanto, ajeno a cualquier subvención, como es Hazte Oír”

Colas para acceder al recinto desde las 09:30 de la mañana, hora en que llegué al Palacio de Congresos de la Castellana. El VI Congreso Mundial de las Familias, magníficamente organizado, acoge este fin de semana a representantes provida y profamilia de todos los países del mundo. Como no podía ser de otra manera, la cita no ha estado exenta de polémica. Desde determinados ámbitos, vinculados a movimientos que beben en fuentes marxistas y sustituyen la lucha de clases por lucha de sexos, se llegaba a pedir histéricamente la prohibición (ya se sabe que estos movimientos de corte totalitario son reaccionarios y por ende prohibicionistas) de la celebración del mismo, aludiendo a algo así como que la cosa sería un festival del odio. Les aseguro que nada de eso percibí paseando entre los numerosos stands abiertos al público o asistiendo a las diversas ponencias que tuvieron lugar a lo largo de la jornada. Otros, que no han asistido, tildan el cónclave de ultraconservador. Claro que se trata de aquellos que ponen el ultra delante de todo aquello que no encaja en su ceguera ideológica. No hay que hacerles ni caso. Si tienen dudas, les invito a que mañana y pasado lo comprueben por ustedes mismos. Y es que el Congreso se extenderá a lo largo de todo el fin de semana. Estrenos de cine, conciertos y hasta un musical completan la oferta académico-cultural del Congreso organizado principalmente por los chicos de Ignacio Arsuaga, acaso el español que mejor haya sabido jamás organizar un movimiento cívico independiente, y por tanto, ajeno a cualquier subvención, como es Hazte Oír.

Familias enteras, que para eso hay un magnífico servicio de guardería, se acercaron a la capital para participar en el foro parlamentario, que reunió a representantes del poder político, nacional y extranjero, con líderes de la sociedad civil mundial. A la cabeza, el popular Jaime Mayor Oreja. Lástima que el gobierno de Mariano Rajoy renunciara a enviar a su ministra de Sanidad, quien, sin embargo, sí acude a los jolgorios organizados por el feminismo. (Sigue leyendo…)

Merkel, Rajoy y el folclore internacional.

“Nuestra clase política, mas de 445.000 políticos nos contemplan, no está dispuesta a sanear un sistema corrupto, basado en una estructura territorial del Estado inviable”

Angela Merkel superó el G-8, encuentro al cual Putin no se dignó en acudir, sin ceder en nada ante el dúo formado por Barack Obama y François Hollande, a quien los maledicentes tildan de zapaterito francés. Este último, que quede claro quién tiene la última palabra, comenzó su mandato viéndose obligado a retrasar su primera cita con la teutona a causa de un rayo. Mal presagio, dicen algunos. No les hagan caso. Lean la prensa española que nos cuenta que Hollande es la salvación de Europa. Quizá lo sea. Si resulta parecerse a nuestro ex tanto como dicen, podría ser el artífice de la liquidación del sistema. En todo caso, Francia ya tiene un gobierno paritario que aún no ha posado para Vogue a las puertas del Elíseo, pero todo se andará. A Obama la cita le interesaba especialmente. Dentro de nada tendrá elecciones y el republicano Mitt Romney pisa fuerte. Aunque quizá no lo suficiente. Pronto se sabrá. Sigue leyendo «Merkel, Rajoy y el folclore internacional.»

De deontología y otras cosillas

“La falta de libertad de prensa poco tiene que ver con la pérdida de puestos de trabajo en medio de esta crisis y sí mucho con la sumisión, el servilismo, ante los poderosos”.

En este país, por desgracia, hay más de cinco millones de dramas personales, independientemente de la profesión de los parados. La cronificación de la pobreza, sumada a un 22% de hogares rozando el umbral de la pobreza; las 1.700.000 familias que subsisten gracias a amigos y familiares al no tener ningún ingreso ni apoyo social, son tragedias que convierten, en mi opinión, el manifestarse contra el despido de profesionales de un sector concreto, el periodismo, en una desfachatez. Desfachatez sintomática de cómo está la profesión. La falta de libertad de prensa poco tiene que ver con la pérdida de puestos de trabajo en medio de esta crisis y sí mucho con la sumisión, el servilismo, ante los poderosos. Y ante las concesiones administrativas. Y ante la publicidad institucional.

De ahí, que hoy, haciendo uso, una vez más, de la libertad de expresión que Diario Siglo XXI siempre ha defendido, quiero hacer mía y sólo modifico levemente, las frases que Ricardo Galli, emprendedor co-fundador del portal Menéame, defensor del software libre, lanzaba a la red vía Twitter la semana pasada, coincidiendo con las concentraciones de periodistas. Y el que se pique, ajos coma, que dicen por ahí.

Deontología periodística 1: No mencionar los ERE de tu empresa. A menos que seas uno de los afectados.

Deontología periodística 2: Criticar y hacer chistes con los ERE de otra empresa, pero jamás acerca de los de la tuya.

Deontología periodística 3: Los altos salarios de los directivos son indignantes, salvo, claro, los de tus jefes.

Deontología periodística 4: Criticar el trabajo ajeno es labor periodística. Las críticas a tu trabajo son un ataque a tu profesionalidad. Y a la profesión. Y a la democracia.

Deontología periodística 5: Sacar trapos sucios de otros es valentía, sacar los de tu empresa es intento de censura.

Deontología periodística 6: Si matan a un ciudadano anónimo la noticia va a la sección de sucesos; si matan a un periodista es una catástrofe para la democracia.

Deontología periodística 7: Si en una manifestación detienen a un ciudadano anónimo, en ocasiones, la detención no saldrá en los medios. Si es un colega de profesión es un escándalo de proporciones nacionales.

Deontología periodística 8: Si despiden a médicos, albañiles, abogados, arquitectos o maestros eso son cosas del ajuste. Si despiden a periodistas estamos ante un ataque directo contra la democracia. (Sigue leyendo…)

Tax Freedom Day

“Hoy, 4 de mayo, será el último día en que, de media, los españolitos trabajemos este año para nuestro amo y señor, el Estado”

Hoy, 4 de mayo, será el último día en que, de media, los españolitos trabajemos este año para nuestro amo y señor, el Estado. Podremos así comenzar a quedarnos con los frutos que rinde nuestro trabajo. El día en cuestión se conoce en los países anglosajones, que fueron los pioneros en organizarlo y cuyo fin es concienciar a la ciudadanía de las consecuencias de un Estado omnipotente, como Tax Freedom Day. Día de liberación fiscal. Los movimientos que lo defienden, entre otros el en España incomprendido por heterogéneo Tea Party, han conseguido marcar el paso a miles de políticos useños. Sigue leyendo «Tax Freedom Day»