Una mujer, a la cual la policía religiosa pretende expulsar de un centro comercial por llevar las uñas pintadas, se enfrenta a ésta.  Sucede en Arabia Saudí. La mujer filma el atropello con su cámara. “No me voy, a ver qué te crees puedes hacer”, argumenta. “No es asunto vuestro si llevo laca de uñas. Vuestra única función es aconsejar a la gente. No me podéis echar”, prosigue.

El vídeo fue subido a Youtube y visto por más de 1,1 millón de personas. Muchos de los espectadores califican en los comentarios a la mujer de “puta”, afirmaron que se “ha prostituido”, que es una “sinvergüenza”.

1.700 personas pulsaron el “me gusta” frente a 8000 que pulsaron el “no me gusta”.

Así está la alianza de civilizaciones de los progres.

Anuncios