“Zapatero no atiende a las peticiones de las fundaciones cercanas a la formación de Pablo Iglesias, pero se va a hablar de teología –qué risa, tía Felisa-, a un foro organizado por la Universidad Católica de Ávila y el diario La Razón”

Sucedía en el Palacio de Congresos de Ávila, lugar al cual el ex presidente del peor gobierno de los últimos 30 años acudía para mantener un debate, que alguien pretendió comparar con el que mantuvieron Ratzinger y Habermas (¿qué le habrá hecho Habermas?), con el obispo Cañizares. En el PSOE el mosqueo es monumental. Enorme. Zapatero no atiende a las peticiones, eso sí, escasitas, de las fundaciones cercanas a la formación de Pablo Iglesias, pero se va a hablar de teología –qué risa, tía Felisa-, a un foro organizado por la Universidad Católica de Ávila y el diario La Razón, cuyo director más cercano al PP de Mariano Rajoy no puede ser. Y acude a este foro poco después de declarar en Al Jazeera que no había que haber favorecido el despilfarro y el consumo, sino el ahorro. Es decir, después de hacerse una enmienda a la totalidad a sí mismo. Más o menos como la enmienda a la totalidad que Rajoy le ha hecho a Aznar al subir el IRPF (y derogar de facto su política antiterrorista). A los políticos la crisis, de la que son los máximos responsables, les ha hecho perder su propio norte.
Lamentablemente el respetable, sospecho que muy de izquierdas no eran y que los filoterroristas que andan montando barricadas en nombre de los mineros asturianos por ahí no andaban, apenas si dejaron hablar al contemplador de nubes. Con una mala educación que empieza a ser la tónica habitual en nuestro país, impidieron a José Luis Rodríguez Zapatero tomar la palabra.

¡Zapatero reconociendo la importancia del Cristianismo para la civilización occidental! Impresionante. Estamos hablando del presidente del gobierno más sectario contra la Iglesia Católica que ha tenido España, e incluso Hispania, que desde Diocleciano no se ha visto cosa igual. Bajo sus gobiernos se desataron verdaderas campañas de odio y persecución contra todo lo que oliera a catolicismo en España. Campañas que sigue siendo fagocitada por el PSOE. Ahí tienen el estúpido debate sobre el IBI. O la retirada de ayudas a Cáritas en Andalucía.

El caso es que, después de reconocer ante la audiencia de la totalitaria alianza de civilizaciones que su política económica fue un desastre (había que haber favorecido el ahorro), Zapatero no se cortó a la hora de afirmar que “hemos confiado demasiado en el sistema financiero”. ¡Y va y lo dice el de la champions league! ¡El que colocó al frente del Banco de España a MAFO, ese inútil proteico que debería sentarse en el banquillo!

El respetable no tenía que haber abucheado al ex presidente (gracias a Dios). Se tenía que haber tronchado y mondado de la risa. Menuda cara que tiene ZP.

Anuncios