Septiembre caluroso y caliente que viene a remedar un verano templado, y no me refiero a lo climático. Es ahora cuando las dos grandes formaciones políticas españolas, el PP y el PSOE, que deberían de representar a la clase media que, sin embargo, se aleja de ellas a pasos agigantados y ahí está el chico de la coleta, se la juegan. Con la vista puesta en las próximas elecciones municipales y autonómicas, determinantes de cara a las elecciones generales, prepárense para las promesas electorales. Esas que nadie tiene intención de cumplir.

(Seguir leyendo en Diario Siglo XXI)

Anuncios