Vergonzoso. Hace unos días, al conocerse que el presidente del Instituto Juan de Mariana, Juan Ramón Rallo, iba a tener una colaboración fija en el programa que presenta Mariló Montero, UGT montó en cólera y alguien juntó unas letras (llamarlo redactar es exagerar) llena de insultos exigiendo el veto, incluso impedir la entrada física, del economista liberal en TVE.

Hoy se ha conocido que TVE, la misma cadena en la que Yolanda Alvarez hace propaganda antisemita o que paga emolumentos por acudir a ella a todo tipo de personajes de izquierdas, ha rescindido la colaboración del profesor de economía.

Lo que se llama censura. TVE no es ni mucho menos la tele de todos, como presume. Es la tele de unos cuantos. Que es lo que pasa siempre con lo público y con el Estado. Que los parásitos acaban quedándose con todo para vivir del cuento a costa de gente productiva, a la que saquea sin pudor, pero luego niega la palabra.

¡Qué vergüenza, Soraya!

Anuncios