“Si la izquierda dijera la verdad, no existiría” (Carlos Semprún)

Lo fueron todo hasta hace nada, en que gobernaban municipios y país. En poco más de un lustro, el hasta ahora en la izquierda griega hegemónico y socialdemócrata PASOK ha pasado de contar con más del 40% de apoyo en las urnas a casi quedarse extraparlamentario, con un mísero 5% obtenido en las urnas el pasado domingo. Algo que en España sólo le ha sucedido, hasta el momento, a la UCD de Adolfo Suárez, que es el mito de la Transición;  una suerte de conglomerado de intereses oligárquicos creado para hacer el cambio por vía de reforma y que, inmerso en batallas intestinas por el poder sin más así como en corruptelas varias, perdió su norte ideológico, que era el de la clase media. Fue girar Suárez hacia el socialismo, empujado por un entonces pujante PSOE que ya se aprestaba a tomar las riendas de la monarquía socialdemócrata, y desaparecer. (Sigue leyendo en Vozpópuli…)