leopoldo lilian

No. Podemos no es un partido como los demás. Por más que no pocos políticos de otras fuerzas crean que hay que tratarlos como si de uno de ellos se tratase.  Podemos, a quien no se puede frenar desde posiciones socialdemócratas, sino que hay que hacerlo desde una defensa radical y sin complejos de la libertad, es una fuerza de corte totalitario, cuyo único fin es alcanzar el poder como sea para imponer su modelo de sociedad socialista. De ahí el giro discursivo del tercermundismo bolivariano, su verdadera naturaleza, a una supuesta moderada socialdemocracia sueca. Socialdemocracia, por cierto, si es sueca, país calvinista, incompatible con una nación de raíces católicas. Parece mentira que los de Podemos sean profesores de Ciencia Política. Pero es que en Podemos, que maneja estupendamente la sentimentalización de la política y el marketing, casi todo parece más de lo que es.  (Sigue leyendo en Gaceta…)