Etiquetas

, , ,

El resultado electoral obtenido el pasado domingo por el PSOE en las elecciones andaluzas, una pésima noticia para un PP que arranca la campaña hacia las decisivas, casi definitivas, elecciones autonómicas y municipales de mayo con una derrota sin paliativos, es una anécdota en el marco de la implosión que el centro-izquierda, sin ideas ni discurso, viene sufriendo desde hace lustros en toda Europa. Como sucedía el mismo día en Francia, en donde ha sido la UMP de Nicolás Sarkozy, ante el hundimiento del Partido Socialista de Hollande, quien ha frenado el ascenso de populismo que representa Marine Le Pen, la admiradora de Pablo Iglesias. (Sigue leyendo en Vozpópuli…)