Etiquetas

, , ,

Declaraba esta pasada semana Albert Rivera, conocido y valiente defensor de la libertad de los padres de elegir la lengua en que quieren escolarizar a sus hijos,  que su partido está en contra de financiar con dinero público –o sea, con el dinero saqueado a los padres vía impuestos-  los colegios concertados sólo de niños o sólo de niñas. Colegios de los que dicen los de la ceguera ideológica y la manipulación del lenguaje que segregan, como si constituyeran una suerte de apartheid. (Sigue leyendo en Gaceta…)