Etiquetas

, , , ,

 

“Gran número de los enemigos del capitalismo sabe perfectamente que su situación personal se perjudicaría bajo cualquier otro orden económico. Sin embargo, propugnan la reforma, es decir, el socialismo, con pleno conocimiento de lo anterior, por suponer que los ricos, a quienes envidian, también van a padecer” (Ludwig von Mises)

Así describía el economista, escritor, filósofo e historiador Ludwig von Mises el resentimiento, que consideraba, con razón, se encuentra en la base del antiliberalismo. Y el domingo en España triunfó exactamente lo arriba descrito. Madrid y Barcelona, las dos ciudades más importantes del país, serán gobernadas por la extrema izquierda. Un desastre sin paliativos que a nadie debería alegrar. El turismo está en su punto de mira. Como la economía de mercado, la que ha hecho de Madrid una ciudad próspera y cosmopolita. La amarga victoria del centro-derecha, por más que Mariano Rajoy, cuyas palabras el lunes después de la derrota enfurecieron aún más a los votantes enfadados con el PP, trate en perfecto politiqués de hacernos creer que su formación va bien, no puede sorprender a nadie. (Sigue leyendo en Vozpópuli…)