cristina-cifuentes-y-el-nuevo-pp

Con las encuestas mostrando una tímida pero continuada recuperación o repesca de votantes desafectos, el Partido Popular comienza demasiado lentamente a llevar a cabo la necesaria regeneración de la formación. Regeneración que, en mi opinión, sólo tendría lugar y sería completa si el centro-derecha se tuviera que pasar unos cuantos añitos en la oposición. Los años de moqueta pesan, anquilosan y burocratizan mucho. La renuncia a la batalla de ideas, más aún. (Sigue leyendo en Vozpópuli…)