Don Juan Carlos coloca el fajín de capitán general a Felipe VI

24 de abril de 1998. En contra de todo pronóstico y del aparato de Ferraz, Josep Borrell, apoyado por Antonio Asunción y Rodríguez de la Borbolla, gana las primarias del PSOE frente a Joaquín Almunia. Algo que Jesús Cacho en “El negocio de la libertad” [Editorial Foca] calificó como “una derrota sin paliativos del felipismo y lo que el felipismo representa”. Eran los primeros indicios de resquebrajamiento del consenso socialdemócrata establecido en 1978.(Sigue leyendo en Vozpópuli…)