Los populismos en España – Conferencia el 09.04 en el Juan de Mariana

maxresdefault

 

El próximo 9 de abril a las 20:00 participaré en una conferencia en el Instituto Juan de Mariana (C/ del Ángel 2, Metro Latina) junto a Jorge Vilches, profesor del departamento de Historia del Pensamiento y de los Movimientos Sociales y Políticos en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la UCM, en la  charla- conferencia (y como siempre, coloquio, que nosotros sí admitimos preguntas, críticas y hasta insultos -ojo, respondemos-). El título:

«Los populismos en España».

Hablaremos acerca de cómo el consenso socialdemócrata de 1978 ha favorecido el populismo socialista y el nacional populismo en España. Ambos son síndromes de una enfermedad de la democracia y un grave riesgo para la libertad individual.

En la charla se expondrán el origen y característica de ambos populismos, junto a ejemplos que diferencian a uno de otro y a estos del electoralismo, propio de los partidos democráticos.

Estáis todos invitados a acudir.

 

Unidos contra el terrorismo

unidos-contra-el-terrorismo

Ayer Bruselas, ciudad del “buenismo” y la burocracia por excelencia, fue sacudida por las bombas del fanatismo. Bombas y suicidas que estallaron en el aeropuerto y el metro, intentando causar el mayor daño posible. Pronto, la capital de Bélgica, un país en el que no se puede detener a criminales por la noche, y no se califica como terroristas a los asesinos de ETA, quedó sumida en un verdadero estado de sitio. El transporte público, trenes, metro, autobuses y aviones, dejaron de funcionar. Así que tuvieron que ser los taxis los que llevaran gratuitamente a las víctimas. (Sigue leyendo en Vozpópuli...)

El error Ciudadano

el-error-ciudadano

Quizá no podían hacer otra cosa, atados por una campaña electoral nefasta que dejó en cuarenta escaños las aspiraciones de la formación naranja. Eran los tiempos en que Rivera decía que no entraría en ningún gobierno si no ganaba las elecciones. Se lo llegó a creer. Los tiempos en que no se quería definir en temas nucleares, como los pactos postelectorales. Ignora, por cierto, que esos pactos, que suponen un cambio del programa presentado a los españoles, son una estafa al electorado y provocan el sano abstencionismo que tanto temen.(Sigue leyendo en Vozpópuli…)