el-error-ciudadano

Quizá no podían hacer otra cosa, atados por una campaña electoral nefasta que dejó en cuarenta escaños las aspiraciones de la formación naranja. Eran los tiempos en que Rivera decía que no entraría en ningún gobierno si no ganaba las elecciones. Se lo llegó a creer. Los tiempos en que no se quería definir en temas nucleares, como los pactos postelectorales. Ignora, por cierto, que esos pactos, que suponen un cambio del programa presentado a los españoles, son una estafa al electorado y provocan el sano abstencionismo que tanto temen.(Sigue leyendo en Vozpópuli…)