páramo

Está todo el mundo encantado con que Rivera haya propuesto medidas, como señala Antonio José Mesa en su Blog en LA RAZÓN, destinadas a los politicos. Lo de la sociedad, viendo que el personal celebra medidas demagógicas que en nada benefician al interés común, ¿para qué?  Tiene lo que se merece.

Empero, las medidas propuestas por Ciudadanos no pasan de márketing y demagogia, máxime cuando Fernando Páramo, un adolescente con ínfulas y sin curriculum, dice que no se va a permitir al PP “cambiar ni una coma”.

Veamos.

1.- Aforamientos: hoy en LA RAZÓN se explica perfectamente que supondría modificar la Constitución. Es decir, que Ciudadanos no lo puede imponer haciéndoselo firmar al PP. Porque depende también del PSOE. Pero es que, además, si no se hace modificando la Constitución, podría suceder que los diputados nacionales, ministros y el presidente no tuvieran aforamiento y el concejal Zapata o Ada Colau, diputada autonómica, sí. Un despropósito en toda regla, señor Páramo. Pero es que, además, el aforamiento, que menda cree que debe limitarse mucho pero no liquidarse, no es ningún chollo para los políticos, que pierden una instancia judicial. Lo que hay es que dotar de independencia a la fiscalía y a los jueces y no hacer el chorra. Las consecuencias podrían ser gravísimas en términos de imagen del país, ese que dice Páramo quiere tanto:

Sirva de ejemplo la querella interpuesta por el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, contra Rajoy por delitos de lesa humanidad por haber suscrito en nombre de España el acuerdo de la Unión Europea con Turquía para la expulsión de los refugiados, un texto aceptado por el resto de mandatarios europeos entre los también estaba el presidente populista griego, Alexis Tsipras. De no existir el aforamiento, podría haber prosperado en el juzgado de Plaza de Castilla y, en tal caso, tendríamos a un presidente del Gobierno imputado

2.- Ley Electoral: es evidente que hay que cambiarla. Pero para que haya representación y acabar con la partitocracia, no para favorecer sólo a Ciudadanos con una ley de mayor proporcionalidad, cuya consecuencia serían gobierno aún más débiles. Sistema mayoritario en pequeñas circunscripciones uninominales. Que el político se deba a su representado y no al Rivera, Rajoy, Sánchez o Iglesias de turno. Nada de listas de partidos.

En el colmo de la cara, que hay que tener cara para decir que es en interés de España como dice Páramo, la propuesta de Ciudadanos SÓLO BENEFICIA A CIUDADANOS. No a los españoles.

En cuanto a la reforma de la ley electoral que propone C’s al PP, con el fin de que el cómputo de los votos se haga mediante circunscripción única, lo que llaman «un ciudadano un voto», –sistema que debería entonces ser reformado– haría que, según los resultados del 26-J el más beneficiado fuera Ciudadanos. Hecho según el cómputo de 350 diputados y los resultados actuales se llevaría 15 escaños que le restarían al PP, aproximadamente. Según los cálculos, de los 137 que obtuvo el PP, se quedaría en 119, PSOE pasaría de 85 a 81, Podemos de 71 a 76, Ciudadanos de 32 a 47, ERC mantendría sus 9 escaños, CDC bajaría de 8 a 7, PNV bajaría también uno de 5 a 4, EH Bildu mantendría sus dos diputados, CC seguiría con uno y entraría el partido antitaurino PACMA con 4 escaños. Pero C’s en su propuesta del programa electoral apuesta por un método algo más complejo que incluye aumentar el número de parlamentarios de 350 a 400 de manera que los 50 escaños restantes se escogerían en circunscripción única nacional y sobre los restos de los partidos, lo que variaría en el cómputo anterior aunque la formación naranja según este nuevo cómputo seguiría siendo la más beneficiada.

3.- Limitación de mandatos.  Dicen los expertos que no se debe de legislar en un sistema parlamentario. Y la verdad, es que no hace falta. Aznar ya demostró que se puede y lo hizo. Porque le vino en gana. Rajoy lo hará. No hace falta más regulación. Pero de regularse, debería afectar a todos, también a los cargos internos de los partidos. ¿o eso ya no, señor Rivera? Por otra parte, no se crean que el bálsamo de Fierabrás, sino una llamada a puertas  giratorias: ¿que ya no puedo ser concejal?, pues me hago diputado autonómico etc. Personalmente creo que la limitación no debería afectar al ámbito municipal, porque la mayoría de municipios son pequeños y la gente sabe perfectamente a quién vota. ¿Quién es Rivera para decir que el alcalde Braojos, que gana elección tras elección en lista abierta y desbloqueada no puede volver a presentarse? Es lo que tiene no haber gobernado ni tu comunidad de vecinos y no querer entrar en gobiernos: que no sabes de qué hablas.

Siendo ésta una medida en principio buena, también tiene sus aristas. Es decir, que le hacen falta muchas comas, señor Páramo.

4.- Apartar de cargo público a todo imputado. Aquí hacen falta muchas comas, señor asesor-hundo-a-mi-partido-pero-sigo-siendo-el-más-soberbio. En primer lugar, lo lógico es que se delimite a qué delitos se refiere. ¿Hay que dimitir por una multa de tráfico? ¿Por temas personales? ¿O por corrupción -que sí-? En segundo lugar, lo lógico es dimitir cuando se abre juicio oral, porque como el señor Páramo no sabrá, los jueces tienen a bien admitir a trámite para investigar. Y la figura del imputado es, en principio, una figura jurídica que pretende proteger al acusado, permitiéndole así acudir con abogado. Cuando se abre juicio oral, es que hay indicio de delito. Si no fuera así, España hubiera perdido como política a Loyola de Palacio, a quien el PSOE de Bono montó la del lino, siendo completamente inocente. Afortunadamente en el PP son más serios con los suyos que Rivera.

Y finalmente, está eso de que las actas no son del partido, son de las personas. Así que se van si les sale de ahí. ¿Que no quieren que sea así? Bien, cárguense la partitocracia cupulocrática. Les apoyo.

5.- Acabar con los indultos de los condenados por corrupción. Ya se hace y me parece estupendo. Es más, lo de los indultos se debería limitar muy mucho. Empiecen por pedir separación de poderes, que la Justicia en España es parte del Ejecutivo/Legislativo.

6.- Comisión de investigación de Bárcenas. Tengo para mí que los juicios paralelos (está sub iudice) son totalitarios. Pero ya que se ponen porque quieren montar un show, que lo de Páramo es el márketing y no la política ni las cosas serias, investiguen también esto y esto y tantas otras cosas que no son casos de hace 10 años, como la Gürtel, sino de ahora. De todas formas, parece que no se dan cuenta que carecen de credibilidad y que la gente pasa de sus shows. En fin, que hagan lo que quieran. Rajoy y Aznar los van a machacar. Luego no llores, Fernandito.

En resumen, que o Ciudadanos comienza a hacer política en serio y dejarse de márketing y asesores postadolescentes o se va a ir a tomar por donde amargan los pepinillos.

Y les aseguro que si alguien lo siente, esa soy yo. Pero las cosas, como son.

Y ustedes, si quieren, sigan celebrando. Pero al menos, sabiendo lo que celebran.