La última oportunidad del PSOE

La enemistad de “toda la vida”, forjada desde los tiempos de Juventudes Socialistas, entre Susana Díaz y Madina, así como la tercera candidatura en liza que los partidarios del vasco soterradamente achacan a una estrategia del vencedor, no ha hecho sino facilitar lo que se veía venir.

El batacazo

Patética intervención la de María Dolores de Cospedal y su candidato, Miguel Arias Cañete, pasadas las 11 de la noche, quienes, lejos de reconocer el castigo de sus votantes, se deshicieron en excusas políticamente correctas, perfectamente pronunciadas en ese politiqués que no habla el pueblo. Paradigmática intervención, que explica perfectamente, junto con la traición a sus votantes, que hasta ayer el PP parecía despreciar, el resultado obtenido. Resultado que en las próximas autonómicas y municipales podría significar perder la mayor parte de su poder territorial, Madrid inclusive.