El conflicto en la Franja de Gaza es responsabilidad de Hamás, no de Israel

Esta pasada semana acudí a un debate en Hispan TV a hablar del problema que existe en la Franja de Gaza. Más de 10.000 cohetes y morteros se han lanzado sobre Israel, buscando objetivos civiles, desde que en 2005 Israel abandonara la Franja. Desde 2007 dicho territorio está dominado por el grupo terrorista Hamás, en guerra civil con Al Fatah. Estos días, una vez más, se ha querido utilizar a Israel para lavar la cara al terrorismo causante del hambre y de la miseria en dicha Franja.

Anuncios

Los liberales ¿comunicamos bien?

Hoy he tenido el honor de participar junto a Fran Carrillo en La Convención Liberal que ha tenido lugar en Madrid. Hemos hablado de comunicación. Aquí os dejo los apuntes que me había hecho para el tema:

Vamos a analizar si los liberales comunican/comunicamos bien o mal. La respuesta es sencilla: lo hacen/hacemos rematadamente mal. Y lo voy a demostrar.

En mi opinión, lo hacemos mal por varios motivos. Aunque el principal motivo es la moda que se ha extendido entre no pocos liberales del desprecio hacia la política. ¿Alguien se imagina que una persona despreciara estudiar medicina, dijera que no sirve para nada, que es el mal, pero pretendiera influir en ella o, peor aún, ejercerla? ¿Se imaginan que alguien pretendiera sustituir la medicina por la arquitectura para sanar un cáncer? Pues eso está sucediendo.¿Acaso no se ha sustituido por buena parte de la derecha, liberal y conservadora, la política por la economía, peor, por la gestión de la economía? En el fondo, ese desprecio nace del desconocimiento. Puesto que lo Político, que no el politiqueo, es inherente a nuestra naturaleza.

Ese desconocimiento de la Ciencia Política es el que hace que, imbuidos como estamos de la mentalidad estatista y del consenso socialdemócrata, aceptemos como buenos la agenda, timing y lenguaje de la izquierda e intentemos jugar en su terreno. En una batalla que siempre, siempre vamos a perder. Aceptando su lenguaje y agenda ganarán siempre la batalla cultural y política.

Les pongo un ejemplo muy actual de cómo la izquierda prepara el terreno: el okupa de Moncloa (me gusta esto de poner sobre la mesa conceptos con contenido político y simbólico) y sus conmilitones llevan desde ayer colocando el mensaje de que con él comienza “un tiempo nuevo” y la prensa pastueña, pero también la que presuntamente no lo es, lo ha aceptado. Al mismo tiempo que Sánchez habla de tiempo nuevo, Margarita Robles dice que son los herederos de ZP. ¿Es nuevo o es más de lo mismo? Da igual, todo lo que hagan ellos va a ser bueno. Porque ese “tiempo nuevo” que todos ellos repiten machaconamente, es un concepto que tiene contenido político y simbólico. Si consiguen que se acepte que este gobierno socialista es un tiempo nuevo, habrán ganado media batalla.

Para que lo vean más claro, según la izquierda el gobierno de Ángel Garrido, o sea, el de la Comunidad de Madrid, es un gobierno interino, provisional. El de Sánchez, “un tiempo nuevo”. ¿Son capaces de ver las consecuencias que esto puede tener en las urnas? ¿Quién representará a la hora de votar lo viejo, lo provisional, lo inestable, lo débil, lo que hay que cambiar? Y ahora díganme… ¿han oído a alguien del PP contraatacar a este concepto o poner conceptos nuevos en el discurso político? Esperen sentados. Están haciendo números o estudiando legislación. Como si eso, en una democracia sentimental e infantilizada importase. No entienden cómo juega la izquierda. El lenguaje crea realidades. 

Siguiente problema que tenemos los liberales: sustituir la política por el marketing sin contenido político de fondo. El marketing, en la época de la imagen y la comunicación es muy importante, nadie lo puede negar. Pero si el producto que se vende está vacío, será muy fácil desenmascararlo una vez perdido el favor mediático. Pedro, ¿qué es una nación? Albert, ¿por qué no se pueden convocar elecciones con una moción de censura ya registrada? Marketing sí, pero con contenido. La política no es un producto más.

Otros problemas: la soberbia de un pequeño mundo endogámico. Verán, el ser humano tiende a reducir el mundo a su pequeña cosmovisión, a su pequeño mundo. Y éste, sin embargo, es mucho más amplio. Debates públicos entre liberales que acaban en disputas acerca de si se puede vender un riñón de un niño es una victoria del socialismo, por cuanto coloca a los liberales como frikis que viven en un mundo paralelo. Porque, teniendo en cuenta que lo intuitivo, como ya señalaban en su día numerosos autores, entre ellos Jean François Revel, es el estatismo, entrar en ese tipo de debates, lo siento, pero crea socialdemócratas a espuertas.

Entonces ¿qué hay que hacer? En primer lugar abandonar los mensajes victimistas: “es que los medios están comprados, no nos hacen caso, todos los que no piensan como yo son socialistas y yo estoy en posesión de la Verdad revelada”. Ya sabemos que los medios no son libres y también que la mentalidad estatista es el pensamiento único que se ha impuesto. Gracias. ¿Qué aporta eso?

La batalla de la ideas se tiene que dar enfrentando los conceptos del colectivismo, denunciándolos y creando conceptos propios, por un lado, por otro marcando la agenda política. Con propuestas. Separación de poderes (dejen de decir “división”), representación, libertad individual. Todos los días.  Agenda, timing, conceptos. Jugar como ellos. No contraponer el PIB a un discurso emocional.

Y si pueden pongan pasión y naturalidad en lo que hacen. Un ejemplo: los asesores de Rivera lo han creado tan guapo, aseado, y limpito, tan virtuoso y perfecto que cae mal. Al fin y al cabo el resto solo somos humanos con errores, defectos y pocas virtudes. Rivera es un gran lector de discursos vacíos de contenido como los de una Miss, sabe oratoria, sabe comunicación, pero en cuanto se rasca un poco, no hay más. No es un político porque no sabe política. Lo mismo sucede con no pocos políticos del PP, los tecnócratas, los burócratas o los políticos profesionales sin nada que hacer fuera del cargo público. Enfrente tienen a Pablo Iglesias, que es un chisgarabís, pero algo más que ellos sabe de política. Y además de ser astuto, que lo es, le pone pasión, es adaptativo, cambia la táctica pero no la estrategia. Rivera, sin embargo, cambia táctica y discurso y queda en evidencia. La prisión permanente revisable o la aplicación del 155, que no le gustaba en 2017, son ejemplos de ello. No sirve a la larga.

Si se quiere trasladar a la sociedad un mensaje liberal, hay que dar paso una nueva generación de políticos con un lenguaje nuevo, propio, de batalla, dispuesta a dar la batalla de las ideas, dispuesta a crear conceptos, dispuestos a mancharse en el barro, dispuestos a marcar la agenda. Como hicieron los liberales norteamericanos y franceses del siglo XIX. Ni más ni menos.

No, no todo vale

El PP sospecha que Ciudadanos está detrás del juego sucio contra Pablo Casado.

Un juego sucio que, además de sucio, es chapucero. Hasta tal punto que el filtrador, tenía que ser de Ciudadanos, dice una cosa en un medio y otra en otra. No estamos solo ante un escándalo periodístico (y van…), sino también político (y van…) porque la fuente de la noticia, el filtrador, tiene interés en ello. Y es que Casado da mejor en las encuestas que Soraya… y que Villacís y Aguado y puede dar al traste con el sueño naranja.

Un sueño, por otra parte, que me da a mí que es un poco como el cuento de la lechera. Pero eso, lo decidirán ustedes en las urnas.

Madrid no es Murcia o por qué Madrid puede ser un problema para Cs

Les cuento esto al hilo de la moción de censura que Franco (matemático del PSOE e íntimo amigo de Pdr) ha presentado hace unos días contra Cristina Cifuentes a raíz del escandalazo de la URJC y del máster dichoso. Por cierto, antes de entrar en materia: debo confesar que hasta hace nada me resistía a creer que un catedrático y varios profesores mintieran para tapar un máster de cuarta. Pues me equivoqué. Y me tragué el acta falsificada, porque era un acta y ¿en qué cabeza cabe que fueran a fabricarla? En la mía no, desde luego. Menudos sinvergüenzas. Que la Justicia se encargue de ellos.

Lo de Álvarez Conde es un escandalazo que debería, por cierto, llevar al Ministerio de Educación a revisar no sólo el Instituto que él presidía y de cuya presidencia lo echaron ayer, sino cualquier organismo similar en cualquier universidad española. Porque algunos han hecho de Bolonia un negociete, por lo que se ve.

Pero vayamos a la derivada política, que es cuanto menos interesante. Por lo que parece, Cristina Cifuentes no va a dimitir. Así que todo parece indicar que habrá moción de censura.  La mesa de la Asamblea debería convocarla esta misma semana. Ya. Podemos ha dicho que la apoya. El bruto de Espinar hijo ha dicho que hay que “extirpar” a Cifuentes.

¿Qué va a hacer Ciudadanos?

Pues se ha metido en un lose-lose si el PP de verdad está dispuesto a llegar hasta el final. Un lose-lose que además insuflaría moral a la militancia popular, que está hasta el pico de la boina de ver cómo su partido entrega cabezas porque lo exigen los de RiveraComo sucedió en Murcia, en donde las encuestas dan ahora ganador a Cs (me fío de las encuestas como de los expertos en Big Data, pero esa es otra cuestión).

¿Por qué digo que Cs solo puede perder -y a nivel nacional- con esta moción? Porque a ver cómo justifican volver a esto

Y sumarle además esto

No puedes entregar la Comunidad de Madrid, la más próspera de toda España, a la izquierda radical y luego pretender quitarle votos al PP. Creo que esto lo entiende hasta el más tonto del pueblo.

La subida de Ciudadanos (más en las encuestas que en la realidad, creo), se produce porque el centro-derecha está hasta el moño del PP, que ya no es un partido, sino el Colegio de Administradores de Fincas en un momento en que la política emocional causa estragos en nuestra democracia sentimental. Pero si ese centro-derecha ve que votar a Ciudadanos significa echarse en manos del socialismo más radical, se lo va a pensar muy mucho, por no decir que ni de Blas. Y ya lo pueden vestir como quieran.

  • Escenario 1: Cs apoya la moción de censura

No cabe la abstención, tendría que votar ‘sí’ al gobierno de Gabilondo y a su proyecto de gobierno, que me juego café y pincho de tortilla que va a ser antiliberal a tope porque el PSOE de Pdr está metido en la batalla de ganar a Podemos por la izquierda. ¿Eso es lo que va a apoyar públicamente Albert? Nada le vendría mejor a Mariano Rajoy. Porque el gobierno de Madrid quedaría un año, por culpa de Cs, en manos de unos tíos radicales e incompetentes. El grupo del PP pasaría a la oposición. Y, ay amigo, son los más preparados de la cámara, se pongan los de Aguado como quieran. Sería algo así como ir a la hora de las tortas. Y esto en Madrid, espejo en el que se mira toda España. Y el voto útil del centro-derecha volvería a ser, en 2019, el PP.

Además, me da a mí que la cosa no tardaría en extenderse por todo el PP. Muchos alcaldes, hasta el moño de los naranjas, les instarían a presentar mociones. Que un año es poco tiempo si luego recuperas el poder hundiendo a quien te quiere comer la merendilla.

  • Escenario 2: Cs se abstiene

No prospera la moción. Aquí lo aconsejable sería que el PP de Madrid pusiera pie en pared y diera por roto cualquier acuerdo de gobierno con Cs por la deslealtad mostrada. Total, ya votan casi siempre con PSOE y Podemos, aunque el respetable no lo sabe. Si Aguado se enfada, que presente moción de censura y volvemos al escenario 1.

  • Escenario 3: Cs presenta su propia moción

Sin duda es lo que algunos asesores estarán aconsejando ahora. Llega tarde, que Franco lo hizo primero.  A mí me parece una opción muy divertida, por cuando Rivera se quiere cargar a Aguado y esto le consolidaría. Eso por una parte. Por otra, hay que recordar que las mociones en España son constructivas, y que Ciudadanos tendría que desvelar su proyecto de gobierno para Madrid (y por extensión para España). Iba a ser la juerga padre. Porque eso ya no consiste en oponerte y hacer frases grandilocuentes.

Como ven, si el PP resiste, le habrán hecho un roto monumental a Ciudadanos. Si el PP cede y no hay moción, los que están muertos son los del PP, que acabarán por desmovilizar a su militancia y votantes, que ahí sí, se irían en masa a Ciudadanos.

 

¿Quién es el ‘Profesor P’ que está detrás del ‘caso URJC’?

Hoy el Diario El Mundo, de la mano del periodista Javier Negre, desvela mucho de la trama que ha puesto en jaque la carrera política de Cristina Cifuentes. Detrás de los pantallazos publicados por eldiario.es estaría la misma trama que denunció los supuestos plagios del ex Rector de la Universidad Rey Juan Carlos, Fernando Suárez y que el PP de Madrid, que se está defendiendo, a estas horas ya ha calificado de “trama delictiva”. Una trama lanzada por un profesor entonces del Grado de Sociología, que habría hecho de la vendetta su vida, tal y como se relata. Hay que leer la pieza, porque da idea de ante qué nos encontramos. A estas alturas ya nada de lo publicado parece válido, porque si se entró en los sistemas informáticos de la URJC ¿quién garantiza que no se manipularon en favor de la trama? Y encima anda el PSOE por medio. ¿Por qué? Pues porque la persona que se jacta de haber liado la marimorena dice ser afiliado del PSOE. Y haberse afiliado después de la victoria de Pedro Sánchez frente a la moderación.

Pues bien, vamos a ver quién podría ser esa persona, que quizá eso ayude a arrojar luz sobre el escándalo que nos tiene a todos, con permiso de Letizia, entreteenidos. Profesor de sociología, violonchelista, y el titular de El Mundo es  “se avecina una hecatombe de dimensiones bíblicas”. Blanco y en botella. Salvador Perelló. (nótese las coincidencias de imágenes entre El Mundo y el perfil de Twitter o Linkedin de este profesor)

 

Fue profesor de Sociología, a tortas con Fernando Suárez, había anunciado hace dos meses en Patata Brava la que iba a liar

El PP de Madrid debería invitarlo a participar en la comisión de investigación de Aguado.

Lo que también ha quedado claro es que Ignacio Escolar no ha investigado nada. Se ha limitado a publicar los pantallazos y teorías de este profesor.

 

De actas, licenciaturas, fake news y una pregunta para Escolar

LA POLÉMICA

Conocéis la polémica porque desde que ayer El Diario.es del hijo del padre, que diría Fernando Díaz Villanueva, anunciara que la popular Cifuentes habría falsificado su currículum y de paso se marcara la exclusiva de que en las universidades la informática prevalece sobre el papel (algo novedoso por cuanto el papel está precisamente para que los errores informáticos puedan ser subsanados y por el mismo motivo por el cual el señor funcionario del Registro Civil sigue apuntando bodas, divorcios, nacimientos y defunciones a mano en un libraco foliado) la izquierda y Ciudadanos no han dejado pasar la oportunidad de arremeter contra quienes falsifican curriculums.  Siempre que sean del PP, claro.

ELDIARIO.ES Y LA CONSPIRACIÓN PARA FALSIFICAR NOTAS.

A media mañana el Rector de la Universidad Rey Juan Carlos dijo en rueda de prensa que Cifuentes había aprobado su máster. Por lo visto, según algunos, mentía. Los profesores del máster, entre los cuales hay catedráticos, también mentirían. Cuando su palabra debía de haber bastado, en el país en que Errejón se inventa becas, Rahola y Miguel Gutiérrez no contaban toda la verdad en sus curriculums, y las tesis doctorales de Monedero o Pedro Sánchez son un misterio misterioso. Vale. Yo a mediodía ya tenía clara la cosa.  Porque cualquiera que sepa de qué va el mundo académico también sabe que jamás un catedrático o el resto del profesorado se prestarían a afirmar tal cosa si no fuera cierta, porque el papel (sí, Nacho, el papel y nos los pantallazos) los desmentiría de inmediato.

Y es que de las notas y de los trabajos se firman actas, que se guardan en secretaría de alumnos. Precisamente por si hay algún fallo.  El acta del TFM de Cifuentes que ayer se dio a conocer junto con buena parte del expediente, fue firmado por 3 profesoras, con el visto bueno del catedrático, el 2 de julio de 2012. Fin de la polémica. A menos que Escolar quiera imputar delitos de prevaricación y falsificación de documentos públicos a dichos profesores. A los que de paso podría acusar de ser reptilianos que han montado una macroconspiración para fastidiarle a él una noticia.  No se rían. No es descartable leyendo su panfleto ayer:

La realidad es que lo de ElDiario.es es lo que ahora los cursis llaman fake news y otros llamamos la trola propagandística de toda la vida. Y yo si fuera Cifuentes o los profesores calumniados, metería una querella pero ya.

UNA PREGUNTA PARA EL DIRECTOR DE ELDIARIO.ES

El caso es que me puse a pensar… ¿cómo es posible que a Escolar le hayan colado una trola tan elemental, desmentida por testificales y documental? Bueno, si fuésemos malpensados pensaríamos que las ganas de destruir a los que la izquierda radical considera enemigos le ha llevado a publicar pantallazos sin enterarse de los procedimientos académicos.

Pero como soy muy partidaria de la navaja de Hanlon, tengo la explicación: A Nacho Escolar se la han colado porque como no es licenciado, no tiene ni idea de cómo funciona una universidad.

Y me ha surgido una duda:

Nacho, ¿hasta qué curso de periodismo conseguiste aprobar? Porque no es lo mismo que te queden un par de asignaturas de quinto (serías diplomado) que que te queden las de segundo. Transparecencia ya. Queremos saber. Pásalo.

La reina de Inglaterra recibe a Bin Salman, príncipe saudí

La reina de Inglaterra ha recibido al joven príncipe saudí Bin Salman, que en estos días ha visitado también Egipto y visitará Estados Unidos. Un príncipe considerado moderado, que ha sido bien recibido en su país por los jóvenes y la mujeres, que ven en él la posibilidad de una apertura del régimen. Bin Salman, responsable del desastre de la guerra del Yemen, ha prometido reformas económicas (como que su país deje de depender el petróleo) y se ha mostrado partidario de un acercamiento a las sociedades abiertas, Israel inclusive. Algo que obligará a Erdogan a dejar de lado su discurso islamista y que tiene muy molesto al tradicional enemigo de Arabia Saudí, Irán. De ello hemos hablado en Detrás de la razón

En el adiós a Maverick, la luz de la libertad política

Obituario publicado en LARAZÓN.es el 1 de marzo de 2018

El 28 de febrero, en la oscuridad de la noche, fallecía el pensador, jurista, hombre de acción y siempre polémico Antonio García-Trevijano, quien fuera columnista de LA RAZÓN. Su querida Alhama de Granada, pueblo natal en donde nació un 18 de julio de 1927, acababa de nombrarle el verano pasado hijo predilecto. Amante del arte –no en vano su casa de Somosaguas es un verdadero museo-, la luz marcó su vida. La luz o la ausencia de ésta, puesto que el recuerdo de su infancia se le hacía desagradable cuando rememoraba que lo apartaban del sol. Del sol de Andalucía. De los tiempos en que Alfonso XIII pernoctaba en casa de su abuela. Su abuelo, muerto de tuberculosis en 1909 cuando iba a tomar posesión como gobernador civil de Filipinas, fue diputado del Partido Liberal.

García Trevijano fue uno de los más importantes antifranquistas, cercano a Don Juan, de quien llegó a ser consejero especial. A su hijo, el rey Juan Carlos, lo conocería en Zaragoza, cuando éste estudiaba en la academia militar de dicha ciudad. Quemaron juntos carreteras a bordo del Pegaso Z 102 del notario granadino. Al menos en dos ocasiones el franquismo ordenó su asesinato. Así, el 15 de marzo de 1968 Antonio María Oriol, a la sazón Ministro de Justicia, se presentó a medianoche en su domicilio para advertirle del atentado en marcha planeado por el Consejo de Ministros. Trevijano contaría años después que Oriol se negó a revelarle si Franco había aprobado el asesinato. Un año después, el 26 de septiembre de 1969, fue avisado por Antonio Fontán, director del periódico “Madrid”. Querían asesinarlo a la salida de una vista judicial que iba a tener lugar en los juzgados de Majadahonda.

Llamado por la CIA por el nombre en clave Maverick, fundó junto a otros la Junta Democrática, la gran coalición antifranquista, presentada en Madrid en julio de 1974 y en París por él, Santiago Carrillo y el monárquico Rafael Calvo Serer. Los doce puntos del Manifiesto constituyente fueron redactados por él. El 6 de noviembre de 1975 fue víctima de un atentado que tuvo lugar en el cuarto piso de la calle Claudio Coello 50 de Madrid: tres individuos armados con metralletas entraron en el despacho y golpearon a Trevijano y sus acompañantes con mazas, dejándolos malheridos. Ese mismo día salió hacia Puerto Banús, temiendo seriamente por su vida.
En el adiós a Maverick, la luz de la libertad política

Fue detenido en marzo de 1976 y, tras pasar tres días incomunicado, fue enviado a la prisión de Carabanchel. En octubre de ese mismo año, alcanzada la libertad, logra que el Tribunal Supremo condene al Estado por haber cerrado ilegalmente el diario “Madrid”, condenando a España a pagar una indemnización de más de 650 millones de pesetas.

En 1977, tras la entrada del PSOE en la Junta Democrática, abandona la política temporalmente. Antes había tenido lugar la campaña en su contra basada en dos folios de papel sin firma alguna con el membrete el Ministerio de Asuntos Exteriores de Guinea Ecuatorial.

En 1990 formó parte, junto a Luis María Anson, de la Asociación de Escritores y Periodistas Independientes (AEPI), cuyo objetivo era denunciar la corrupción y el abuso del poder político.

En los últimos años, en los que compartí con él en no pocas ocasiones radio, confidencias y comidas en su comedor de la mansión de Somosaguas, fundó el MCRC, movimiento en favor de la república constitucional, impartió conferencias a lo largo y ancho de la geografía española e incluso creó su propio podcast de radio, “Libertad Constituyente”. También, pasados los ochenta años, rodaba sus propios vídeos. Siempre en defensa radical de la libertad colectiva. Porque Don Antonio, que es como le llaman sus seguidores, jamás bajó la cabeza ni dejó de defender vehementemente aquello en lo que creía. Ni siquiera cuando sus problemas de salud se agravaron.

Autor de obras como “Teoría pura de la República” (El Buey Mudo, 2010), “Frente a la gran mentira” (Espasa Calpe, 1996) o “Ateísmo estético. Arte del siglo XX: de la modernidad al modernismo” (Landucci, 2008), febrero fue el mes elegido por Maverick para apagar su brillante luz. Y dejarnos a todos un poco más a oscuras.