Lo que Pablo tiene que explicar antes de cerrar al salir.

En los años 90, con el PSOE gobernando de forma hegemónica y mientras el Partido Popular se refundaba para ser alternativa de gobierno, Carlos Van Schouwen ponía en jaque el poder omnímodo de Felipe González. Se trataba del ex contable de las empresas Filesa, Malesa y Time Export, tapadera de la financiación ilegal del PSOE. Van Schouwen, despedido por el partido, tenía en su poder recibos, facturas originales y libros contables que demostraban la financiación ilegal de la campaña de 1989, año en que el PSOE pierde, por un escaño, su mayoría absoluta. Al PSOE le salvó que por aquel entonces que no estaba tipificado en nuestro Código Penal la financiación ilegal de partidos. El caso se saldó con ocho condenas de prisión.

Después llegaría el ‘caso Bárcenas’, que permitió, gracias a la modificación legislativa impulsada por el Partido Popular -a buen seguro que pensando en lo acontecido con Filesa-, imputar a la formación política de centro-derecha. “Mariano, sé fuerte”. El ex tesorero popular lo sabía todo y podía hablar. Se consideraba maltratado por la que había sido su casa durante décadas.

Hoy, José Manuel Calvente, despedido y acusado falsamente de acoso laboral y sexual por Marta Flor, la abogada de Dina Bousselham, tiene en su mano acabar con la formación de Pablo Iglesias. La historia se repite. Podemos acaba de ser imputado como formación política, varios de sus líderes tendrán que comparecer con abogado y procurador ante la Justicia, en lo que promete ser una larga instrucción.

De fondo, Neurona Comunidad, cuyo administrador único también ha sido imputado. Neurona Consulting, empresa mexicana, ya recibió en su día dinero de Evo Morales por la realización de 169 vídeos cortos. Calvente señala a Juan Carlos Monedero como el intermediario, “obteniendo fondos mediante contratos simulados, que luego servían tanto para su propio beneficio personal —a través de comisiones de intermediación cobradas por Monedero— como para financiar a partidos extranjeros y, posiblemente, también a Podemos, a través de microcréditos».

También han sido llamados a declarar por el juez Escalonilla el arquitecto de las obras de la nueva sede de Podemos, de 658 metros cuadrados de planta en cuatro pisos, comprada a través de la tía de Pablo Iglesias, pese a existir 5 ofertas más económicas, así como a los responsables de las empresas que hicieron la reforma. El coste de la obra ascendió a más de dos millones de euros. Paloma Pérez-Marín Turrión se embolsó 72.600 euros por la operación.

Rafa Mayoral, por disponer alegremente de los fondos de la llamada “Caja de resistencia” de Podemos. Se investiga qué hizo con 50.000 euros procedentes de dicho fondo.

El caso Dina

A este caso de nepotismo y presunta financiación irregular vía microcréditos hay que añadirle el de Dina, la joven amante de Iglesias vinculada con el partido de los amigos del Rey de Marruecos. ¿Es Dina, hoy editora de una web financiada por Iglesias que se dedica a insultar a periodistas, miembro de los servicios secretos marroquíes? ¿Qué papel jugó ella en el cambio de criterio de Iglesias, y por tanto de Podemos, en el tema de los saharauis? ¿Hubo ‘convoluto’ de por medio para lograr el cambio de criterio?

A Podemos se le acumulan los problemas. Iglesias más que jefe de un partido, es el jefe de un lodazal. Iglesias debe actuar y aclarar si estaba al tanto de la supuesta caja B de Podemos, que tan nervioso tiene en Twitter a Echenique. Pero también tiene que explicar por qué cambió de criterio con respecto a Marruecos. ¿Acaso a Podemos les dictan la política internacional dictaduras extranjeras? También debe explicar qué le llevó a elegir, de entre todas las ofertas presentadas a Podemos, el edificio que vendía su tía. Y por qué, siendo tan amante de las purgas -que se lo digan a Bescansa o Alegre-, ahí siguen Dina y su ex marido, Ricardo Sá Ferreira.

Curioso también el silencio del PSOE, dedicado estos días a hacer campaña, una vez más, contra Isabel Díaz Ayuso. Ningún ministro ha pedido explicaciones al vicepresidente del Gobierno, que está desaparecido. Pedro Sánchez guarda silencio, refugiado en alguna tumbona playera patrocinada por todos los españoles.

Pablo, sé fuerte y cierra al salir. Antes de que salga a la luz pública lo de Marruecos, Bolivia, Ecuador, Venezuela o Irán.

Publicado en Vozpópuli, el 17.08.2020

¿Por qué Iglesias no purga a Dina?

La marroquí Dina Bousselham, quebradero de cabeza de Podemos hoy dedicada a insultar a periodistas desde una página web, llegó a Madrid en el año 2008, recién cumplida la mayoría de edad. Fue en la capital donde descubrió su pasión por el fútbol: jugó en el C.F. Pozuelo, donde posiblemente pudiera coincidir con Iñigo Errejón, residente en el elitista municipio madrileño. Acabó la carrera de Ciencias Políticas, donde conoció a Pablo Iglesias, quien fuera su profesor. Durante esta etapa universitaria entró en ‘Juventud sin futuro’, un movimiento vinculado a Podemos que se disolvió en 2017. De allí salieron cargos de Podemos como Rita Maestre, Eduardo Fernández Rubiño (hoy senador por Más Madrid), Miguel Bermejo, Sara Bienzobas, Miguel Ardanuy, Segundo González, Jesús Gil Molina, o Ramón Espinar.

Aprovechando la carrera, realizó un Erasmus en la Nueva Sorbona de París y un Máster en el Instituto de Altos Estudios de América Latina. Fue precisamente en París donde se hizo miembro de la fundación del PAM, un partido de centro derecha monárquico marroquí vinculado a Mohamed VI que fue fundado por Fouad Ali el Himma, gran amigo y consejero del Rey, vinculado a los servicios secretos. Fue entonces cuando apoyó la vía marroquí a la ‘primavera árabe’.

En concreto, era partidaria del discurso reformista de Mohamed VI pronunciado por éste el 9 de marzo de 2011. «Les asesoré en la preparación de su primer congreso, pero nunca me afilié ni ocupé cargo alguno», mintió años después Bousselham, quien llegó a ser secretaria general adjunta para Francia.

De vuelta a Madrid, Dina comenzó a hacer sus primeros pinitos en el mundo del periodismo, escribiendo para Rebelión, Nueva Tribuna o la revista online Al Qalifa, de la que llegó a ser portavoz. También participó en ‘La Tuerka’, el programa de Pablo Iglesias hoy bajo sospecha por las transferencias realizadas por Irán a la productora 360 Global Media.

En 2014 Pablo Iglesias la rescata y la ficha como asistente personal suya en Bruselas. Ese mismo año 2014 Dina es reconocida como una de las marroquíes del año en una lista elaborada por el Consejo de la Comunidad Marroquí en el extranjero, un organismo dependiente del rey de Marruecos.

Desde Podemos presionaron, en plena precampaña para las elecciones municipales y autonómicas de 2015, a medios de comunicación para que no se diera a conocer la relación íntima entre ambos. Ante la negativa de ‘La Vanguardia’ a retirar la noticia, el mismísimo Pablo Iglesias habló con Enric Juliana. Otro de los medios amedrentados fue “Vanitatis”, perteneciente a “El Confidencial”. Solo un mes antes de la publicación de la supuesta relación, Tania Sánchez (hoy diputada por Más Madrid en la Asamblea de Madrid, que apenas pisa) e Iglesias habían anunciado su ruptura. Poco después, Tania acabaría oculta detrás de una columna en el Congreso de los Diputados.

Durante este periodo es cuando fuentes de Podemos aseguran que Dina trabajó en impulsar encuentros y reuniones con agentes de lobbies marroquíes en Bruselas. El grueso de esos encuentros fue con sectores afines a la monarquía alauí, lo que llevó a miembros del partido morado a dudar de su postura e incluso de su presencia en la formación.

Sospechaban, quizá con razón, que pudiera ser una agente de los servicios secretos de Marruecos. El propio Juan Carlos Monedero fue puesto sobre aviso. Pero Iglesias se había encaprichado de su asistente.

Es justo en esos días cuando Podemos cambia radicalmente su línea política pro saharaui, una posición que preocupaba a Mohamed VI, teniendo en cuenta el auge de la formación política radical en España. Iglesias había asistido en noviembre de 2014 a la 39 Conferencia de Apoyo al Pueblo Saharui, que se celebró en la Universidad Complutense de Madrid. Allí, se abrazó públicamente al líder del Frente Polisario, Mohamed Abelaziz, y declaró que “España sigue siendo administrador y soberano del Sáhara Occidental, así que jurídicamente Marruecos está invadiendo un territorio colonial español explotando ilegalmente sus recursos».

Curiosamente, en 2015 ya nada queda de dicha posición política, tradicional en la extrema izquierda española. Podemos pasó de participar activamente en el “grupo europarlamentario de apoyo al Sáhara” a adoptar una posición política meramente simbólica. Este mismo año, cuando Marruecos oficializa, en pleno Estado de Alarma, la ampliación de sus aguas territoriales el vicepresidente del gobierno, Pablo Iglesias hace mutis por el foro.

En 2015 cuando, encontrándose Bousselham en un IKEA de Madrid junto a su entonces novio y posteriormente marido, Ricardo Sá Ferreira, se produjo el supuesto robo del móvil de ambos, junto con el abrigo de él, una cartera de color marrón, documentos de identidad belga y portugués, una tarjeta de crédito y una de débito, permiso de conducir, 10 euros en metálico y un móvil BQ Aquarius m5 de Sá Ferreira, de color negro, además de un móvil Sony Xperia Z2 de color negro con funda morada, de Dina Bousselham. Al menos así consta en el atestado policial de la denuncia presentada por la pareja en Comisaría.

En enero de 2016, Pablo Iglesias conoce por Antonio Asensio Mousah, del grupo Zeta, el contenido de la tarjeta del móvil de Dina. Un trasiego de tarjeta, de la que tienen que existir copias pese a la destrucción de la original, en la que también está involucrado el periodista y ex directivo de ‘Interviú’, Alberto Pozas, imputado en abril de 2019 junto a Luis Redundueles en el ‘Caso Dina’. Pozas era director de la publicación cuando la tarjeta SIM llega a la misma. Tras ser imputado presentó su dimisión del puesto que ocupaba en La Moncloa como director general de Información Nacional. Asensio, por su parte, asegura haber entregado la tarjeta en perfecto estado a Iglesias.

Es Sá Ferreira quien envía la tarjeta de Dina a una empresa especializada en reparaciones: “Gales Recuperación Expréss”, que cuenta con sociedades en Cardiff y Berlín. La tarjeta fue recogida por el servicio de mensajería de DHL y enviada a la sede central sita en el Reino Unido de la compañía. Llegó al laboratorio central el 29 de septiembre de 2017. Los técnicos llegaron a la conclusión de que el contenido de la tarjeta era “irrecuperable” con las técnicas habituales, por lo que pidieron a su cliente más de 600 euros, sin poder garantizar la recuperación. El 18 de octubre el sociólogo de Podemos decide no aceptar el presupuesto, por lo que la empresa devuelve la SIM el 30 de octubre de 2017 por correo ordinario gratuito. En el informe remitido al juzgado por la empresa aseguran que la SD estaba “físicamente intacta, no tenía cortocircuitos y a los datos que contenía no se podía acceder utilizando un software especializado en recuperación de datos”. Es decir, la tarjeta llegó a la empresa ya destruida.

Según declaró el líder de la formación morada ante el juez, se quedó varios meses con la tarjeta antes de devolvérsela a Dina. Por su bien.

En julio de 2016 el abogado de Podemos, Raúl Carballedo, denunció en el chat de la formación que el contenido había sido ofertado a varios medios de comunicación. Es Eduardo Inda quien publica en Ok Diario las bromas machistas de Iglesias contra la periodista Mariló Montero. Unas capturas realizadas con el móvil de la propia Dina, como ha acreditado la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional. Aquello pone sobre alerta a Podemos, que, consciente de la información podría tener graves consecuencias para la formación, pone en marcha una operación destinada a desacreditar a los medios de comunicación. Es cuando comienzan a hablar de “cloacas”. Una operación que se les ha vuelto en contra.

Pero, pese a la complicada situación en que Bousselham ha puesto a Podemos en general y a Iglesias en particular, ellos siguen contando con ella. Un comportamiento extraño por parte del vicepresidente del gobierno, quien ha demostrado no tener remilgo alguno a la hora de purgar a los que le causan problemas.

10 motivos por los que repensar la Ley de Violencia.

Estos días ha sucedido lo impensable hasta hace poco: el proscrito debate en torno a la IDEOLOGÍA de género (que es eso, ideología y no feminismo) se ha abierto con toda su crudeza de la mano de VOX. Dejando aparte el debate del Estado Moral que define qué es debatible y objetable y qué no, lo cierto es que estamos ante una de esas cuestiones que alejan a la élite política y mediática del común de los mortales, que tiene hermanos, padres, primos, tíos y amigos y está hasta el moño del politiqués.

Desde VOX se quiere derogar la Ley Andaluza de Violencia de Género, una aberración histérica que obliga a los hombres a someterse a la voluntad de los servicios sociales SIN autorización judicial, denuncia, ni nada. Y es que en Andalucía se presume que TODO hombre, por el mero hecho de serlo, es violento. Y no, la cosa no es así. El hijoputismo no tiene sexo ni pertenece a ningún colectivo. Ni todos los hombres son violentos, ni todas las mujeres buenas. Algo evidente para todo aquél que no padece de ceguera ideológica.

Pasados ya casi 15 años desde la aprobación de la Ley nacional de Violencia 1/2004 por parte del gobierno socialista y «feminista» de José Luis Rodríguez Zapatero, se puede afirmar que se trata de una legislación que ha fracasado y que solo se mantiene por motivos estrictamente ideológicos, sin importar nada las mujeres que son maltratadas, los hombres criminalizados injustamente o, lo más grave, que los tertulianos que opinan de todo no denuncian: la quiebra del Derecho que supone la introducción de delitos de autor en nuestro sistema penal; algo que no se veía desde Nuremberg. Podría perder el tiempo analizando el papelón de Ciudadanos (menudo ridi), la histeria de Podemos y tal, pero no me parece necesario. Ya lo hace Twitter.

MOTIVOS PARA EL CAMBIO (NO NECESARIAMENTE POR ESTE ORDEN)

UNO.- La quiebra del Derecho. Sin Derecho no hay Libertad. Y Derecho no es lo mismo que legislación. La religión democratista es casi hegemónica en España. Sin embargo, creo que pocos saben qué es la democracia, imposible sin igualdad ANTE la Ley, que es algo muy distinto a la ingeniería social MEDIANTE la legislación. Lo primero es lo propio de sociedades abiertas; lo segundo, de dictaduras o regímenes autoritarios. La sovietización de Europa es la que facilita que haya personas que hablen como «mujer, madre y representante público» para justificar una legislación que introduce delitos de autor en nuestro ordenamiento. La Ley de Violencia debe de ser derogada porque introduce diferente pena para el mismo delito, en función de quién sea el autor. Los arios y los judíos. ¿Se entiende así? Legal, que es lo que ha determinado el Tribunal Constitucional (órgano no jurisdiccional), no es sinónimo de justo. Y la Ley no es justa por ser Ley, sino que es Ley si es justa.

DOS .- El fracaso de la legislación actual. En 2002 fueron 103 las mujeres asesinadas. Un número que subió a 130 en el año de la aprobación de la legislación. En 2016 hubo 104. En 2015, fueron 121 (Fuente: INE y El Mundo) . ¿De verdad ha servido para algo criminalizar a los hombres y regar con subvenciones a los que todos sabemos? ¿De verdad que eso es proteger a la mujer? El maltratador, a la cárcel. Pero la presunción de inocencia, para todos.

Soy de las que cree que el maltratador debe de irse años a prisión (en caso de homicidio, directamente permanente revisable, esa pena que no gusta al feminismo histérico) y debe prohibírsele cualquier acercamiento a sus hijos. Porque la persona que maltrata a su pareja, también lo hace con sus hijos. Siempre.

TRES.- Hay que garantizar la vida, libertad y seguridad de todos, independientemente de su sexo, raza, religión, estatura, edad…

Y eso incluye a

  • Los menores, independientemente de quién los asesine. El asesinato es, como en la violencia machista, el último peldaño. ¿Cuántos niños no hay en España siendo psicológicamente maltratados por uno u otro progenitor cuando se produce la ruptura? ¿Realmente los juzgados los protegen? ¿Por qué se permiten las interferencias parentales (ojo, no creo en el SAP tal y como se define por parte de organizaciones de las de la lucha de sexos)? Según los datos, en 2018 fueron asesinados por sus padres 64 menores. 54 lo fueron por sus madres; 10 por sus padres. Asesinos a los que les debería de caer la permanente revisable. Y me pregunto: ¿por qué los partidarios político-mediáticos de la ideología de género están en contra de incluir esta realidad en la Ley de Violencia? Por ideología.
  • Los mayores, que son en no pocas ocasiones víctimas de violencia en el seno familiar.
  • La violencia en las parejas homosexuales
  • Los hombres maltratados , que no sé si son muchos o pocos, pero merecen la misma atención que las mujeres. Porque todas las personas valemos lo mismo.
  • La violencia de los hijos contra los padres. El síndrome del adolescente emperador es ya un hecho y la justicia, a por uvas.

CUATRO.La discriminación es eso, discriminación, por más que el politiqués la llame positiva. Una de las afirmaciones más obvias (y ciertas) es que son muchas más las mujeres maltratadas por hombres que los hombres maltratados por mujeres. ¿Y? También son muchas más las mujeres violadas por hombres que los hombres violados por mujeres y no por eso se discrimina ni se hace una legislación especial. Claro que esta cuestión no está tan manipulada políticamente. Verán, en los últimos años el terrorismo es de corte yihadista. ¿Qué les parecería una ley que rompiera con la presunción de inocencia de los musulmanes y que bastara una denuncia por terrorismo, para que la persona pasase un fin de semana en el calabozo? A mí, una aberración.

CINCO.- Las denuncias falsas. Tema espinoso porque se utiliza por parte del totalitarismo y los memos habituales para acusar de “machista” a quien diga que existen. Sin embargo, se da en todos los delitos del Código Penal. En todos. Ayer mismo, sin ir más lejos, conocíamos que una sinvergüenza había denunciado una violación para justificar el haber robado a sus amigos. El tema para muchos está en los números. Unos dicen que representan el 0.001% de las denuncias, pero contabilizan solo las que llegan a término. Otros dicen que son miles y miles, pero no hay datos oficiales (que a su vez están manipulados). No me parece lo relevante.

Lo importante es si se está inconscientemente fomentando la denuncia falsa. Como el hijoputismo, insisto, no es cosa de sexos, ni razas, ni religiones, sino de personas, hay que reconocer que las hay que denuncian a su pareja

  • Para quedarse con la vivienda conyugal y la custodia de los niños
  • Para acelerar los tiempos de la Justicia (tienen preferencia)
  • Para conseguir el título habilitante que permite el acceso a subvenciones, VPO y todo tipo de ayudas
  • Por despecho

Todo esto se resolvería si a la persona que ha denunciado falsamente le cayera

  • Retirada de patria potestad y visitas con los menores
  • Pena de prisión (equivalente a la pedida para su pareja, multiplicada por dos)
  • Obligación de devolver, en su caso, las ayudas fraudulentamente cobradas, multiplicadas por tres

Claro que lo primero sería que la Fiscalía, dependiente jerárquicamente de los gobiernos, actuase. Porque LA FISCALÍA NO ACTÚA ANTE DENUNCIAS FALSAS. Y ese es el quid de la cuestión.

Otra medida interesante sería obligar a la disolución de los bienes gananciales en caso de separación, nulidad o divorcio. ¿Por qué nadie lo propone? ¿Qué excusa hay? Nos íbamos a ahorrar el debate de la custodia compartida impuesta (estoy radicalmente en contra; de la voluntaria nada que decir).

SEIS.- Las subvenciones. ¿Alguien puede negar que alrededor de la IDEOLOGÍA de género no se ha montado un verdadero negocio? Ni un euro en subvenciones a asociaciones, mucho menos a las cercanas a partidos políticos, que han encontrado en éstas otra forma de financiación y colocación de amiguetes. Las ayudas, directamente a las víctimas. Que ya está bien de que no pocas se coloquen, después de hacer estrafalarios másters en facultades igualmente estrafalarias, de “agentes de igualdad” a vivir del cuento, mientras los hogares de acogida en no pocas ocasiones están faltos de todo.

SIETE.- Formación a jueces, fiscales y personal adscrito a los juzgados. Porque la violencia no siempre se comprende, y menos en una sociedad socialdemócrata tendente a negar el mal individual y a culpar de todo a “la sociedad”, o sea, a nadie. En el caso de la violencia intrafamiliar o machista, menos. Aún hay muchas que no entienden por qué la persona maltratada, simplemente, “no se va” de casa, como si fuera tan fácil. O que no comprenden que la violencia psicológica, siempre presente en el maltrato que llena las hojas de los periódicos, pero también en no pocos casos que no llegan a los juzgados, es igual de nociva que la física. No saben lo que es la distorsión subjetiva de la realidad que padecen las víctimas, ni las secuelas que arrastran y arrastrarán toda su vida. Que no entienden que las declaraciones de los menores pueden estar mediatizadas por el custodio o por el no custodio y que una visita, meses después, con un asistente social y un psicólogo de psicosocial no es más que una tomadura de pelo porque no sirve para evaluar nada.

En este sentido, debería ser preceptivo consultar a los servicios sociales municipales, quienes en no pocas ocasiones, saben lo que está pasando en la vivienda.

OCHO.- Los recursos de las subvenciones, para servicios sociales. Los servicios sociales no son lo mismo que una asociación, aunque no voy a negar que algunos ayuntamientos contratan a cualquiera. Pero lo cierto es que en estos sitios, hay grandes profesionales, verdaderos expertos en la materia. Los ayuntamientos deberían de contar con más recursos para ayudas familiares y contra la violencia. Psicólogos especializados en violencia, en menores, en familia… verdaderos sistemas asistenciales que en la época que vivimos no estaría nada mal.

NUEVE.- Ley de violencia doméstica única para todo el territorio. ¿Cómo que ley andaluza, madrileña, gallega, extremeña, catalana o valenciana? ¿Qué pasa? ¿Qué la persona que sufre violencia tendrá más o menos derechos en función del lugar en que se cometa el crimen?

DIEZ.- La ingeniería social es totalitarismo. Por mucho que se legisle, siento aguarte el regreso, oh emperatriz Montero de VillaTinaja, la naturaleza humana es siempre la misma y los ingenieros sociales fracasan. La ideología de género, propia del siglo pasado, tiene mucha relación con los totalitarismos que asolaron occidente. No especialmente con el marxismo, mecanicista, que también, pero sí con las bioideologías de corte nacionalsocialista. La ideología de género, que no el feminismo, se ha convertido en una Ersatzreligion que permite sustituir la lucha de clases por la lucha de sexos.

Y dirán que no, pero lo cierto es que ya hay dos bandos. Enfrentados. Rompiendo la sociedad y provocando estos días en las teles y radios debates estériles que no ayudarán a ninguna mujer maltratada. Porque si algo es el establishment socialdemócrata político-mediático es conservador. No quieren que se cambie nada. Aunque sigan muriendo. La ideología, por encima de todo.

Carmenadas: a la checa en porretas

carmena

Debate sobre el Estado del ayuntamiento de Madrid y escándalo son lo mismo. Ayer conocimos que Carmena, dizque juez, pretende crear sus tribunales y policía paralelas. Al modo y manera cubano ó venezolano, como, parafraseando a Agustín de Foxá, nos cuenta Jorge Vilches en Vozpópuli. Algo gravísimo que el politólogo explica estupendamente: se trata de sustituir las instituciones, trocear el poder para imponer una dictadura. No sé qué esperan los de la judicatura pasa salir poniendo el grito en el cielo. Claro que esta señora ha puesto sentencias… así está el patio (un patio en donde el malnacido que encerró a su hijo dos años, le daba palizas diarias y lo tenía desnutrido y deshidratado, ha sido imputado pero puesto en libertad sin cautelares. Ni siquiera una orden de alejamiento o retirada de pasaporte -es extranjero-)

Y mientras, Madrid lleno de basura. Esta foto la hice ayer, a eso de las 22:3o horas, en plena calle Princesa:

Podemos, el partido de los pijos

Hace ya tiempo que les vengo diciendo que lo de Podemos es la gauche divine de siempre, radicalizada después de la pasada por nuestro destructivo sistema educativo. Y tamizada por la transversalidad, si Pablo y Alberto no lo remedian en junio, del populismo. Populismo que no es una ideología, sino una enfermedad de la democracia que germina cuando se juntan la desafección de la gente hacia la clase política, la crisis institucional y la crisis política con una sociedad infantilizada, producto de décadas de socialdemocracia.

Sigue leyendo en Vozpópuli

Por qué envidian a Amancio Ortega

Amancio Ortega, creador del imperio Inditex a costa de trabajo y arriesgar su capital, se emocionaba en su ochenta cumpleaños, cuando sus empleados y su hija Marta le sorprendían cantándole el cumpleaños feliz. Una imagen de felicidad y gratitud hacia quien ha creado miles de puestos de trabajo que ha desatado las iras de la extrema envidia y el socialismo patrio. A Amancio Ortega no le perdonarán jamás haber triunfado. Y haberlo hecho no gracias a subvenciones estatales o enchufes políticos o sindicales, sino gracias a su esfuerzo, su mérito y su capacidad. Y no lo harán porque ellos, los envidiosos, son hijos del resentimiento, la neurosis y la frustración.

(Seguir leyendo en Vozpópuli…)

Macri: se puede derrotar al populismo

macri-se-puede-derrotar-al-populismo

Lo de Macri en Argentina, vencedor gracias al 51,4% de los sufragios emitidos, ha sido toda una proeza, sólo comparable a la derrota del mejicano partido del sistema PRI en el año 2000. Macri, un chico bien, aunque no tan rico como la peronista Cristina Fernández de Kirchner, cuya fortuna se ha incrementado un 30% desde su llegada al poder, ha logrado vencer grandes resistencias sociológicas en una nación devastada moralmente desde hace décadas por el peronismo.

(Sigue leyendo en Vozpópuli…)