Unidos contra el terrorismo

unidos-contra-el-terrorismo

Ayer Bruselas, ciudad del “buenismo” y la burocracia por excelencia, fue sacudida por las bombas del fanatismo. Bombas y suicidas que estallaron en el aeropuerto y el metro, intentando causar el mayor daño posible. Pronto, la capital de Bélgica, un país en el que no se puede detener a criminales por la noche, y no se califica como terroristas a los asesinos de ETA, quedó sumida en un verdadero estado de sitio. El transporte público, trenes, metro, autobuses y aviones, dejaron de funcionar. Así que tuvieron que ser los taxis los que llevaran gratuitamente a las víctimas. (Sigue leyendo en Vozpópuli...)

Naftali, Gilad y Yifrad

Estos son hoy los nombres de la tragedia, del horror terrorista, que se ha vuelto a cebar una vez más con el pueblo israelí.

chavalesNaftali, Gilad y Yifrad son hoy los nombres de la tragedia, del horror terrorista, que se ha vuelto a cebar una vez más con el pueblo israelí. Tres chicos que apenas habían dejado atrás la niñez y cometieron el error de hacer autoestop, secuestrados y asesinados por los activistas de Hamás Marwan Kawasme y Abu Aishe, para vergüenza y bochorno de esa parte de Europa tan complaciente con quienes no vacilan en matar niños en nombre de “la paz”. La paz de los cementerios, que es la paz del totalitarismo a la cual aspiran los colectivistas. Sigue leyendo «Naftali, Gilad y Yifrad»